martes, enero 02, 2007

Alcaldesa molesta por no entrega de Intendencia


Edificio quedará desocupado en marzo

Consejo Consultivo que preside intendenta María Soledad Tohá acordó denegar la transferencia del inmueble fiscal de Aníbal Pinto 442.

Molesta está la alcaldesa de Concepción, Jacqueline van Rysselberghe, por el rechazo que recibió por parte de la intendenta María Soledad Tohá de traspasar al municipio el edificio fiscal frente a la Plaza de la Independencia que quedará desocupado en marzo del próximo año.
Mediante una carta firmada por el seremi de Bienes Nacionales, Mauricio Ortiz Solorza, se le informó que el Comité Consultivo de ese organismo (que preside Tohá), en su sesión número 42 “ha evaluado el mérito de los antecedenes y ha acordado rechazar su postulación, atendiendo principalmente a la circunstancia que el inmueble solicitado no está disponible por cuanto existen actos administrativos vigentes en favor del Ministerio del Interior y otros servicios públicos de la administración central del Estado, quienes actualmente ocupan tales dependencias”.
El compromiso de traspasar ese inmueble se realizó cuando se inició el proyecto de Barrio Cívico, durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, que se hizo explícito al entonces alcalde de Concepción, Ariel Ulloa.
Cuando faltan tres meses para que la Intendencia se traslade al edificio de la ex Estación de Ferrocarriles, ubicado en avenida Arturo Prat 501, cuya remodelación tuvo un costo de nueve millones de dólares, la Municipalidad de Concepción conoce la decisión de que no se la devolverá a su histórica ubicación, frente a la Plaza de Armas.
La alcaldesa Van Rysselberghe solicitó al Gobierno Regional que se le explique “si este rechazo es definitivo o puede ser revisado una vez que el inmueble sea desocupado”.
Para la jefa comunal resulta insólito que un compromiso gubernamenta sea desconocido en forma tan absurda por la intendenta María Soledad Tohá.
Planteó su inquietud de qué ocurrirá con el edificio de la Intendencia después de marzo de 2007 e indicó que la ciudad lamentaría que se considere venderlo para fines privados.

Recompra a banco

El actual edificio de siete pisos que ocupa la Municipalidad de Concepción en la esquina de O’Higgins y Rengo es propiedad de un banco, ya que mediante un contrato de lease-back está siendo “recomprado” por el municipio, que paga más de $300 millones anuales por un plazo de 10 años. Con esos recursos se pagó la indemnización a un grupo de profesores que recurrieron a la justicia.
El edificio histórico del municipio penquista frente a la Plaza Independencia, en la esquina de Barros Arana y Aníbal Pinto, fue destruido por el terremoto de 1939. La alcaldesa señaló que sería un regalo para la ciudad que la municipalidad recuperara ese lugar después de 70 años.

¿Ex edificio MOP?

La alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe señaló que lamentaría que con el edificio de la Intendencia ocurra lo mismo que con el inmueble de cuatro pisos y 4 mil metros cuadrados que hasta marzo pasado ocupaba el Ministerio de Obras Públicas, en calle San Martín en Concepción.
El inmueble en pleno centro penquista, a pasos de la diagonal Pedro Aguirre Cerda, fue traspasado al Ministerio de Bienes Nacionales luce hoy en completo abandono, con sus ventanas sucias, muebles apilados y el césped seco.
En febrero pasado la entonces seremi de Bienes Nacionales, María de la Luz Gajardo, había anunciado que ese edificio sería destinado a la Seremi de Educación, lo que permitiría desocupar el edificio de Chacabuco 618 y daría al Liceo Enrique Molina los espacios necesarios para implementar la Jornada Escolar Completa.
La alcaldesa afirmó que el edificio de Chacabuco es propiedad municipal y que nunca ha cobrado “un peso” al Mineduc por su arriendo.

*Diario EL SUR, sábado 25 de noviembre de 2006.

Traslado de Intendencia

Alcaldesa y seremi se enfrentan por edificio

Seremi Mauricio Ortiz aseguró que hay tres entidades públicas, además del municipio, que están solicitando ese inmueble fiscal.

La Intendencia se trasladará en marzo hacia su nueva sede, en la ex Estación de Ferrocarriles, por lo que el edificio de Aníbal Pinto 442 quedará desocupado.

Por Nello Rolleri Veloso.

¿Qué pasará con el edificio público más importante de Concepción?. La pregunta no tiene aún respuesta según reconoció el seremi de Bienes Nacionales, Mauricio Ortiz Solorza, quien explicó que aunque el traslado de la Intendencia es inminente -el nuevo Barrio Cívico estará listo en marzo- todavía no está definido su destino y por eso se le respondió negativamente a la petición de la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe.
Esto, porque existen algunos servicios públicos que están instalados en oficinas del edificio de Aníbal Pinto 442, pero que no serán trasladados, como la seremi de Planificación.
Ortiz explicó que además de la Municipalidad de Concepción hay otras tres entidades públicas que están solicitando hacer uso del inmueble construido el año 1942: la Gobernación Provincial, el Servicio de Impuestos Internos y el Instituto Nacional de Estadísticas.
A las cuatro entidades se les respondió negativamente a sus requerimientos, afirmó, por lo que el tema será resuelto una vez que el traslado se materialice. Opinó que las cuatro entidades tienen necesidades de espacio físico y el mismo derecho a solicitar el inmueble e indicó que la decisión será meramente técnica.
“Yo le sacaría el dramatismo a esto”, opinó Ortiz, respecto a la pretensión del municipio penquista.
Consultado por la promesa del gobierno con el ex alcalde Ariel Ulloa, Ortiz señaló que “yo no tengo constancia de ningún compromiso” y que sólo se trata de la palabra de la alcaldesa.
Al respecto Jacqueline van Rysselberghe lamentó que “no se esté respetando la palabra empeñada”, porque a la comunidad le consta que cuando se proyectó el Barrio Cívico se prometió que el edificio de la Intendencia pasaría a ser la sede del municipio y volvería al lugar que históricamente ocupó hasta el terremoto de 1939.

Politización

Consultado por el riesgo de que se politice la decisión, sólo porque la jefa comunal es de la UDI, el seremi Ortiz replicó que “por el contrario, quien está intentando politizar el tema es la alcaldesa,al involucrar a la intendenta María Soledad Tohá en el asunto”.
El seremi de Bienes Nacionales aseguró que una comisión que él preside y que integran otros funcionarios de esa repartición tomará la decisión final sobre el edificio de Aníbal Pinto 442, y que la intendenta no será consultada sobre el particular.
También aclaró que el ex edificio del MOP de calle San Martín en Concepción no está “abandonado”, sino que será ocupado a contar de marzo de 2007 por la Seremi de Educación.

“No me conformo”

La alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe dijo que no se conformará con la decisión de un seremi y que pedirá que las organizaciones de la ciudad, representadas en el Directorio Urbano, se pronuncien sobre el tema.
Indicó que lamentaba que el seremi Ortiz, como “hijo de un diputado por Concepción, no tenga una sensibilidad especial respecto de lo que significa este edificio para la ciudad”.
“Esto no es un tema personal, ni siquiera por el interés de la Municipalidad”, señaló la alcaldesa, sino que se trata de devolver a la ciudad el lugar que históricamente ocupó el gobierno de la urbe,y de darle un destino que la dignidad de ese edificio merece.

*Diario EL SUR, viernes 1 de diciembre de 2006.


Edificio patrimonial

Consejeros discrepan por destino de la Intendencia

Sólo representantes de la Alianza respaldan planteamiento de alcaldesa para traspaso a municipio.

Aunque todos rechazan la politización del tema, una breve consulta bastó para constatar que sólo los consejeros regionales de la Alianza por Chile se alinearon detrás de la petición de la alcaldesa para que el gobierno traspase al municipio penquista el edificio que desocupará la Intendencia durante el próximo año.
Los consejeros de la Concertación se mostraron sin una posición única respecto al destino que debería tener este inmueble patrimonial, ubicado en el número 442 de Aníbal Pinto.
Oscar Ferrel, consejero DC, reconoció que no tenía una opinión formada del tema y que consideraba que era natural velar primero porque los funcionarios de la Intendencia, ya que su impresión era que no todos cabían en la remodelada ex Estación de Ferrocarriles.
Para el ex director nacional de Vialidad hacía falta un debate ciudadano respecto de cómo debía realizarse este traslado y de quién debería hacerse cargo del edificio de Aníbal Pinto. “Yo despolitizaría el debate y llamaría a los líderes de opinión, a los representantes de la comunidad, a pronunciarse sobre esto”.
Aunque el Barrio Cívico ya es una realidad en la avenida Prat, Ferrel planteó que el tema todavía es discutible y pidió revisar otras experiencias similares, como las de Iquique, que no han sido todo lo favorables que se esperaba.
El consejero Eduardo Araya Pobrete (PS) recordó que cuando se planteó el proyecto de Barrio Cívico se acordó la necesidad de vender los edificios públicos del centro para financiar esta operación.
El consejero Bernardo Daroch Avendaño (PPD) rechazó la posibilidad de entregar el inmueble a la Municipalidad, porque quedan servicios como la Seremi de Planificación que no tienen espacio en el Barrio Cívico.
Planteó que por las características del inmueble lo más adecuado es que se destine a la Gobernación Provincial, que actualmente debe arrendar oficinas en calle Barros Arana.

“Absurdo”
Para el consejero RN Claudio Eguiluz lo que plantea el seremi de Bienes Nacionales, de que podría traspasar el edificio actual de la Intendencia al Servicio de Impuestos Internos, al Instituto Nacional de Estadísticas o a la Gobernación es un “absurdo” porque ninguna de esas instituciones tiene la importancia para la ciudad que posee la Municipalidad de Concepción. Eguiluz afirmó que le parecía pésimo que si en el gobierno estaban dispuestos a traspasarle el inmueble al ex alcalde Ariel Ulloa porque era socialista, no lo estén ahora con la alcaldesa van Rysselberghe sólo porque es de la UDI.

*Diario EL SUR, domingo 3 de diciembre de 2006




Editorial. martes 5 de diciembre de 2006.

Edificio de la Intendencia

La alcaldesa de Concepción, Jacqueline van Rysselberghe, ha insistido en los últimos meses en la necesidad de definir el traspaso a esa municipalidad del edificio de la Intendencia, que se ubica frente a la Plaza Independencia, considerando que en marzo la sede del Poder Ejecutivo regional se trasladará al edificio remodelado de la ex Estación de Ferrocarriles, en avenida Arturo Prat.
La respuesta formal del seremi de Bienes Nacionales, Mauricio Ortiz, ha sido negativa, ya que se ha indicado que no todas las oficinas públicas serán trasladadas y que existen otros servicios interesados en ese inmueble fiscal, como el Servicio de Impuestos Internos, el Registro Civil y la Gobernación Provincial de Concepción.
Además el ex intendente Martín Zilic Hrepic aclaró que efectivamente no existió un compromiso formal, por escrito, con el alcalde Ariel Ulloa Azócar para ese traspaso una vez que se materializara el Barrio Cívico; sin embargo, reconoció que ese fue el planteamiento que se formuló.
Los argumentos de la alcaldesa apuntan a la necesidad de cumplir la palabra empeñada, más allá si se firmó un papel o no, y a separar a las personas y las diferencias políticas que puedan existir entre ella, una militante de la UDI, con el gobierno de la Concertación, de los intereses permanentes de la ciudad.
El problema de traspaso sería casi irrelevante si se estuviese hablando de un inmueble fiscal más, pero no es así. Se trata del hasta ahora principal edificio público del centro de Concepción, donde la comunidad identifica que está el centro del poder político.
También se trata de una vieja tradición hispana, heredada de los conquistadores, de que en las plazas de armas se ubiquen, frente a frente, la iglesia y el ayuntamiento.
La plaza de Concepción carga, además, con toda la historia de la ciudad sobre sus hombros.
El lugar fue escogido después del terremoto de 1751 que llevó a trasladarla desde Penco. Los terremotos se han encargado de destruir su iglesia catedral original y también el antiguo edificio de la municipalidad, que se emplazaba también en calle Aníbal Pinto, pero en la esquina de Barros Arana.
El edificio en discusión fue construido en 1942, como parte de la obras de reconstrucción después del terremoto de 1939. Se trata de una construcción modernista, que refleja el espíritu de una época que pretendía sobreponerse a las adversidades de la naturaleza.
Hoy la ciudad no puede darse el lujo, nuevamente, de borrar su historia y enviar este edificio a un destino de menor importancia que ser la sede del poder político y administrativo, si no de la región, al menos de la ciudad.
Resulta inexplicable que un funcionario público de rango medio sea quien anuncie que tomará la decisión, sin que hasta ahora se haya escuchado a la voz de la autoridad representante del Jefe de Estado en la región.
Menos comprensible es que se considere siquiera que este inmueble pueda ser vendido para que el sector privado lo destine a fines inmobiliarios o comerciales.
El edificio de la ex Estación de Ferrocarriles y la Intendencia son contemporáneos, ambos representan la misma época. El avance que para la ciudad representa que el primero sea restaurado y revalorizado no puede significar, simultáneamente, un retroceso de dejar sin un destino digno al segundo.
Los hombres y mujeres que tomarán esas decisiones trascendentes deben poner en perspectiva sus diferencias políticas y compararlas con el destino común que nos une en esta ciudad.

Rechazo a petición de alcaldesa

Intendenta dice que Gobernación ocupará segundo piso de edificio

María Soledad Tohá explicó que seremis de Hacienda y Planificación se mantendrán en tercer y cuarto piso.

El edificio de la Intendencia fue construido el año 1942. Su primer piso está destinado a locales comerciales.

La intendenta María Soledad Tohá despejó ayer las dudas por el destino del edificio que actualmente ocupa el Gobierno Regional en la Plaza Independencia de Concepción, en el número 442 de Aníbal Pinto, al explicar que sólo quedará libre el segundo piso con el traslado en marzo próximo al Barrio Cívico, por lo que se evaluó que lo más adecuado es cederle ese espacio a la Gobernación Provincial.
La autoridad indicó que efectivamente habían recibido peticiones de cuatro servicios por ocupar esas dependencias, incluida la Municipalidad de Concepción, sin embargo, explicó que seguirán funcionando en el tercer y cuarto piso las oficinas de las secretarías regionales ministeriales de Hacienda y Planificación, por lo que no se dispondrá del edificio completo. Un elemento adicional, agregó, es la circunstancia de que durante el 2007 la Gobernación Provincial deberá desocupar las oficinas del Departamento de Extranjería que tiene en la Galería Alessandri, debido al proyecto de remodelación de ese centro comercial, por lo que de no ocupar parte del edificio de la Intendencia deberían arrendar en otra parte.
La intendenta Tohá expresó que esperaba que en marzo de 2007 pudiese concretarse el traslado al nuevo Barrio Cívico, para ocupar la ex Estación de Ferrocarriles de Concepción -en el número 501 de la avenida Arturo Prat-, sin embargo, por un problema de espacio y recursos no todos los servicios que funcionan en el centro podrían ser reubicados.
Consultado el gobernador Rodrigo Díaz Wörner, indicó no conocer esa decisión, sin embargo explicó que la entidad que dirige requiere de mayores espacios, tanto para la atención de cerca de cuatro mil extranjeros al año, como para las reuniones de coordinación con los municipios, por lo que habían realizado la solicitud formal de ocupar el edificio de la Intendencia.

Ulloa niega compromiso

El ex alcalde de Concepción, Ariel Ulloa Azócar, señaló ayer que no es efectivo lo que sostiene la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe de que existiera un compromiso del entonces gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle para entregarle a título gratuito ese edificio.
Ulloa reconoce que a mediados de la década pasada, cuando se planificó el Barrio Cívico, uno de los argumentos a favor del traslado era que el edificio de la Intendencia desocupado podría ser destinado al municipio, pero advirtió que no existió un compromiso formal. Lo que en esa época se planificó, señaló Ulloa, fue la necesidad de vender ese edificio para financiar el traslado.

Arquitecto Baeriswyl: “Municipio debe ocupar la plaza”

El arquitecto Sergio Baeriswyl Rada, asesor de la Municipalidad de Concepción y académico de la UBB, señala que estuvo presente en la reunión en que el ex ministro de Vivienda de Frei, Sergio Henríquez, se comprometió con el entonces alcalde Ariel Ulloa a traspasar el edificio de la Intendencia al municipio. Para Baeriswyl “no resiste mucho análisis” de que es la Municipalidad la que debe estar en la Plaza Independencia y no la Gobernación, por una razón de tradición histórica. Opinó que el edificio de Aníbal Pinto 442 podría ser restaurado, incluyendo la apertura al público de su plaza interior, para que se recuperara este espacio patrimonial.

*Diario EL SUR, miércoles 6 de diciembre de 2006.


Destino de edificio fiscal

Gremios critican decisión de intendenta Tohá

Rechazaron la posibilidad que el inmueble de Aníbal Pinto 442 no sea destinado a la Municipalidad de Concepción.


La Intendencia ocupa hoy el principal edificio público de Concepción, pero lo desalojará en marzo del próximo año, cuando se traslade a la remodelada ex estación de Ferrocarriles.

Por Nello Rolleri Veloso.

La decisión de la intendenta María Soledad Tohá Veloso de que las oficinas que abandonará en marzo próximo, en el segundo piso del edificio frente a la Plaza Independencia en Concepción, sean destinadas a la Gobernación Provincial y no a la Municipalidad, como se lo pidió la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe, fue rechazada por los gremios de la ciudad.
Pese que a nivel gubernamental no se reconoce la existencia de ningún compromiso de traspasar ese inmueble al municipio, entre los gremios existe el recuerdo de que cuando se presentó a la ciudad la idea de construir un Barrio Cívico, hace justo una década, ante el temor de que el centro se resentiría, se argumentó que se devolvería el ayuntamiento a su ubicación original, que tuvo desde la fundación de la ciudad.
El seremi de Bienes Nacionales, Mauricio Ortiz, había respondido negativamente a las peticiones de las cuatro entidades que solicitaron hacer uso de este inmueble fiscal: municipalidad, Servicio de Impuestos Internos, Instituto Nacional de Estadísticas y Gobernación Provincial.
Sin embargo, pocos días después la intendenta anunció su decisión de entregarle a esta última repartición sólo el segundo piso, manteniendo en los pisos tres y cuatro a las seremis de Economía y Planificación, que actualmente están instaladas.
La reacción de la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe fue solicitar un pronunciamiento del Directorio Urbano, que agrupa a las entidades representativas de la ciudad, que se reunirán el próximo viernes. Sin embargo, ayer en forma espontánea tres de estas entidades se pronunciaron sobre el tema y en la misma dirección: que lo que corresponde es una decisión no política, sino mirando el interés de la ciudad para entregar el edificio a la Municipalidad de Concepción.
Ayer, María Soledad Tohá no volvió a referirse al tema. Sin embargo, fuentes de la Intendencia aseguraron que la decisión está “firme” y que no se cambiará pese a las presiones de la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe o de la comunidad.

Año 2008 se desocupará otro edificio

En marzo de 2007 se desocupará el segundo piso completo de la Intendencia, con el traslado a los cuatro pisos que tiene la ex Estación de Ferrocarriles, remodelada con una inversión que bordeó los 9 millones de dólares.
Sin embargo, durante el próximo año se iniciará la construcción de otros dos edificios del Barrio Cívico, gemelos a los que hoy ocupa el MOP y con una inversión similar, que serán destinados al Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
Con ello el 2008 quedará desocupado otro edificio fiscal del centro, que tiene tres pisos, en la esquina de O’Higgins y Rengo, que antes ocupó el Banco Central.
Para el asesor urbanista de la Municipalidad de Concepción, Sergio Baeriswyl Rada, resulta incomprensible que el Gobierno Regional se queje de que no tiene otra alternativa que seguir ocupando la Intendencia cuando quedará libre otro “estupendo edificio” en pleno centro de la ciudad.
El arquitecto indicó que existen dudas respecto del perjuicio al patrimonio fiscal que podría significar este traspaso; señaló que la Municipalidad podría recibir el edificio en comodato, con el compromiso de mantener las oficinas de las seremis de Planificación y Economía que están en el tercer y cuarto piso hasta que se construyan las siguientes etapas del Barrio Cívico que están planificadas.

Debe valer la tradición”

Para Jorge Jiménez lo que debe pesar en esta decisión no son las consideraciones políticas o de aparecer ante la comunidad con más o menos poder, sino velar por preservar la identidad y la tradición de Concepción, en que el principal edificio público de la plaza de armas, desde tiempos de la Colonia, lo ocupaba la municipalidad. Recuperar eso, a juicio de este comerciante, significará avanzar en revalorizar y rescatar al centro.

“No es tema político”


La arquitecta Claudia García Lima pidió no confundir esto con un tema político. Afirmó que sería lamentable que porque la alcaldesa es de un partido (UDI) y la intendenta de otro (PS), se haya tomado una decisión que va en contra de lo que señala la tradición histórica de Concepción. La profesional, de nacionalidad brasileña, pidió tener un poco más de amor por esta ciudad, para considerar qué es lo mejor para ella y olvidar la coyuntura política.

“Ojalá se logre acuerdo”

El arquitecto Waldo Martínez opinó que “ojalá que las autoridades se pongan de acuerdo” sobre este tema, que dejen de lado las diferencias políticas y se piense en qué es lo mejor para la ciudad de Concepción. Pidió comparar lo que ocurre en la plaza de armas de Santiago, en que el edificio de la municipalidad es un símbolo arquitectónico, que a nadie se le ocurriría que pudiera ser ocupado por otra institución de menor jerarquía.

“Propiedad es secundaria”

Para el arquitecto asesor de la Municipalidad de Concepción, Sergio Baeriswyl Rada, el tema de la propiedad del edificio de Aníbal Pinto 442 es secundario. Argumentó que si el Ministerio del Interior no quiere traspasar este activo al municipio puede hacer un contrato de comodato. También pueden seguir funcionando sin problemas las seremis de Planificación y Economía en los pisos superiores. Si existe voluntad se puede buscar la solución para estos problemas, argumentó.

*Diario EL SUR, viernes 8 de diciembre de 2006.

Tendencias. Domingo 10 de diciembre de 2006

La disputa por el edificio fiscal en la Plaza Independencia

¿Por qué Soledad Tohá le dijo no a Jacqueline van Rysselberghe?

En marzo de 2007 será entregado el edificio central del Barrio Cívico ubicado en la ex Estación de Ferrocarriles, hasta donde será trasladada la sede del gobierno regional. ¿Y quién se quedará con las dependencias de Anibal Pinto? Si el municipo creyó que la decisión estaba zanjada, la intendenta regional se encargó de derribar los sueños de la alcaldesa.


Nello Rolleri V.

Si alguien creía que tener a dos mujeres ocupando los principales puestos de representación política en Concepción iba a ser sinónimo de un “nuevo estilo” de gobierno, del término del choque frontal y del debut de una forma “femenina” de enfrentar el conflicto, se equivocó rotundamente.
Jacqueline van Rysselberghe y María Soledad Tohá aparecieron esta semana discrepando abiertamente sobre un problema que aparecía perfectamente previsible desde principios de la década: el destino del principal edificio público de la ciudad, la actual Intendencia, el día después que se realice el traslado de la administración regional al Barrio Cívico en avenida Arturo Prat.
El refrán de que “las cosas por sabidas se callan y por calladas se olvidan” parece encajar perfecto en este caso, ya que hasta el año 2000, cuando Ariel Ulloa Azócar perdió el sillón municipal a manos de la entonces concejala UDI, el acuerdo entre el alcalde socialista y el gobierno regional era claro como el agua: el edificio de Aníbal Pinto 442 pasaría al municipio.
Así lo reconoce el propio Ulloa y también el ex intendente Martín Zilic, pero con un detalle: nunca se afinó un acuerdo, ni menos se formalizó un compromiso.
Y entonces cuando este año Jacqueline van Rysselberghe intentó cobrar la palabra en el Ministerio del Interior, se encontró primero con evasivas y promesas de que “vamos a estudiar el tema”; más tarde con una negativa “por ahora” del seremi de Bienes Nacionales, a la espera de definiciones; y finalmente con un portazo rotundo de la intendenta, que aclaró esta semana que su decisión es que allí se instale la Gobernación Provincial.
Varios recordaron entonces el tono mordaz con que la alcaldesa planteó el tema en plena Plaza Independencia el pasado 5 de octubre, día de aniversario de la ciudad, en un acto en que estaba presente María Soledad Tohá. En esa oportunidad la máxima autoridad regional nada dijo sobre la materia y sólo recalcó que no estaba molesta por la interpelación pública, porque “en democracia, la gente puede decir lo que piensa en un marco de respeto”.

Números no cuadran


Las razones de la intendenta Tohá para rechazar la petición del municipio se sustentan en que el traslado sólo alcanza para reubicar a los funcionarios que hoy ocupan el segundo piso de la Intendencia, y que no hay espacio para las seremis de Hacienda y Planificación, que están en los pisos tres y cuatro del inmueble frente a la Plaza Independencia.
Sin embargo, lo que no cuadra es que la superficie útil de la Intendencia es de 3.375 metros cuadrados, mientras que en la ex Estación de Ferrocarriles, remodelada con un cuarto piso adicional, se dispondrá de 7.169 metros cuadrados, es decir, más del doble.
Si se trata de comparar en el actual edificio del MOP en el Barrio Cívico, que consta de una estructura de dos pabellones, con 10 mil 679 metros cuadrados, se acomodaron a 320 funcionarios de esa repartición.
Además es necesario considerar que las seremis de Hacienda y Planificación están contempladas entre los 35 servicios públicos para los cuales se diseñó el Barrio Cívico, que en sus cinco edificios cuando esté completamente terminado, sumará 38 mil 815 metros cuadrados de oficinas públicas.
Por otro lado la planificación por parte de la Dirección de Arquitectura considera al Barrio Cívico un proyecto Bicentenario, razón por la cual debería estar completamente terminado el año 2010. De hecho para el año 2007 se prevé el inicio de la construcción del tercer edificio al otro costado, también con dos pabellones, que será gemelo al del MOP. Este será destinado al Ministerio de Vivienda y Urbanismo, lo que permitirá liberar al edificio fiscal de la esquina de O’Higgins y Rengo, que dispone de 1.530 metros cuadrados.

¿Politización?

La alcaldesa ha planteado en forma reiterada que en su petición sólo está el interés de que se cumpla un compromiso que el gobierno había asumido con la ciudad, de que la municipalidad volvería a ocupar la Plaza Independencia después de que se trasladara la Intendencia.
Por esa razón, asegura, cuando planteó el tema al Ministerio del Interior -con sendas entrevistas con el entonces secretario de esta cartera Andrés Zaldívar y el subsecretario Felipe Harboe-, solicitó que en defensa del interés de la ciudad deseaba que se le entregara ese edificio al municipio, y que no quería politizar esta discusión.
En es contexto el emplazamiento a la máxima autoridad regional fue inevitable, señala, para exigir que se cumpliera la palabra empeñada.
Pero en el concejo municipal no todos están de acuerdo con esta actitud. Para la concejala Andrea Aste von Bennewitz (DC), hija del recientemente fallecido ex alcalde Guillermo Aste Pérez, “lo que ha ocurrido en este caso es lamentable, porque se ha politizado un tema que sólo es de interés de la ciudad”.
Reconoció que para el concejo existe la aspiración de ocupar el edificio de la Intendencia, pero argumentó que “este no es el principal problema de la comuna” y que muchos penquistas pueden estar extrañados de que la alcaldesa aparezca en un “gallito” con la intendenta María Soledad Tohá, disputando quién ocupa un edificio.
Andrea Aste señaló que fue su padre quien construyó e inauguró el actual edificio de siete pisos que ocupa la municipalidad en la esquina de Rengo con O’Higgins.
“Parece que estuviese de por medio el honor de los penquistas” en la forma en que se ha planteado el tema, señala la concejala, y añade que si es posible recuperar ese edificio para el municipio sería bueno, pero no cambiará dramáticamente nada por lo que el tema no debería dramatizarse.

La voz del Concejo

Sin embargo a estas alturas nadie discute que el tema ha tomado tintes políticos. Alvaro Ortiz (DC), concejal de Concepción afirma que es un error la forma en que la alcaldesa ha planteado el tema. “Ella se ha victimizado y sus argumentos no han estado a la altura de alguien que quiere ser presidenta”.
Pero independiente de la actitud de la jefa comunal, Ortiz también adhiere a la opción de la municipalidad de trasladarse frente a la plaza. Y si bien reconoce que existen otras tres instituciones interesadas “con el mismo derecho”, asegura que “la voluntad del municipio y todo su concejo es ocupar el edificio de la Intendencia. Tenemos que jugarnos por esa opción y así lo hemos planteado en forma unánime en el concejo municipal”, afirma el concejal.
Una opinión similar es la del concejal Patricio Lynch (UDI), quien asegura que al interior de la municipalidad “no hay diferencias políticas respecto a este tema, porque todos somos concientes de que Concepción requiere mantener este edificio como una institución de jerarquía y la gobernación no cumple este papel”, señala Lynch.
Asimismo el concejal opina que “es erróneo considerar esto una pugna entre la alcaldesa y la Intendenta porque el tema trasciende a las autoridades”.
Pero pese a las afirmaciones de los concejales que, independiente de su color, sueñan con ver el muncipio más holgado y en un edificio de mayor jeraquía, la intendenta se ha mostrado decidida a no ceder. Para unos, un problema de metros cuadrados que debe resolver Bienes Nacionales; para otros un gallito político para demostrar quién manda en la región.

El orígen del Barrio Cívico:
La loca idea de Duhart


¿Por qué Concepción está discutiendo este tema y está realizando una inversión que bordeará los 50 millones de dólares para tener un nuevo Barrio Cívico?.
La idea corresponde al que algunos consideran el arquitecto más importante que ha tenido Concepción en su historia contemporánea: Emilio Duhart Harosteguy -fallecido en enero de este año en Francia- quien es el autor del paradigmático plano regulador de 1960 y también del diseño del campus de la Universidad de Concepción.
Duhart en 1960, cuando la ciudad yacía en ruinas después del terremoto, incluyendo sus principales edificios públicos, planteó la recuperación de la ribera norte del río Biobío. La audaz propuesta consideraba construir una isla artificial en medio de su cauce, donde se ubicaría un nuevo capitolio y centro administrativo regional.
De esta “loca” idea surgió el plan seccional vigente de la Ribera Norte que a mediados de los 90 consideró “reciclar” la ex Estación de Ferrocarriles para instalar allí la Intendencia. El proyecto en ejecución corresponde a un diseño que ganó un concurso del MOP el año 2001, que integraba un grupo de arquitectos de la Universidad Católica de Chile: Smiljan Radic, Eduardo Castillo y Ricardo Serpell.
En palabras de Radic la propuesta consiste en un edificio que “es una interfaz o un intermediario entre la comunidad regional y el gobierno central. Por otro lado, gracias a su ubicación estratégica parece adecuado pensar el sitio en cuestión como relacionador entre la ciudad nueva al norte del límite impuesto por las líneas de ferrocarriles y la ciudad histórica.
“Nuestra propuesta urbana propone el sitio como una zona rara que flota entre ciudades, situando la Estación de Ferrocarriles y los edificios que la acompañan en una plataforma o andén urbano, de imagen clara y límites públicamente permeables. Un recuerdo de aquella isla que Duhart pensó flotaría sobre el Biobío”.
Para ello “a cada lado de la Estación de Ferrocarriles existirán dos edificios flotantes -compuestos por 4 pabellones cada uno y una placa en los primeros niveles- dispuestos en dirección río-ciudad; cada uno de ellos forma un área de proyecto”, indica.


Decano U. del Desarrollo

“Traslado de la Intendencia afectará muy fuerte al centro”

Directorio Urbano se reunió ayer en la Municipalidad de Concepción y sus integrantes apoyaron por unanimidad que vuelva a la Plaza de la Independencia.

Por Nello Rolleri Veloso.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la U. del Desarrollo, Víctor Lobos del Fierro, manifestó ayer su preocupación por el traslado de la Intendencia hasta el nuevo Barrio Cívico en la avenida Prat y advirtió que la migración de los servicios públicos generará “un impacto muy fuerte” en el centro de Concepción.
La opinión de Lobos no fue aislada en la reunión del Directorio Urbano que se realizó ayer en la Municipalidad de Concepción, encabezada por la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe.
Por el contrario, sorprendió que por unanimidad los representantes de las universidades, de los colegios de Arquitectos e Ingenieros, de la Cámara Chilena de la Construcción (Cchc) y de la Cámara de Comercio, respaldaran la petición de que la corporación municipal vuelva a la Plaza Independencia.
El académico recordó que cuando se planteó al gobierno el impacto que tendría para el centro que 35 servicios públicos, encabezados por la Intendencia, se trasladaran hasta la avenida Prat, se aseguró que en el edificio frente a la plaza retornaría el municipio.
Por esta razón, Víctor Lobos manifestó su preocupación porque el gobierno regional considere dejar en marzo próximo a la gobernación y otros servicios de menor importancia en este edificio. Añadió que todos los profesores de la facultad discutieron el tema y le encargaron que representara el apoyo a la idea que sólo la Municipalidad tiene la jerarquía suficiente para instalarse en ese espacio.
El arquitecto Emilio Armstrong Delpin, consejero de la Cchc, recordó su participación en una reunión encabezada por el ex intendente Jaime Tohá, “en que se daba por hecho que la municipalidad se trasladaba a la plaza”, por lo que se sorprendió con la negativa del seremi de Bienes Nacionales y más con la actitud de la intendenta Tohá.
Pidió a la ciudad “ponerse los pantalones” para exigir que “se pongan las cosas en su lugar”. A su juicio, este tema ni siquiera debería estar discutiéndose, si es el municipio u otra entidad la que debe ocupar la plaza.

Comercio alerta

La presidenta de la Cámara de Comercio de Concepción, Thirys Orellana Rojas, aseguró que su gremio, que representa a 9 mil pequeños empresarios, está muy preocupado por el impacto que tendrá en el centro el próximo traslado de la Intendencia hasta la avenida Prat.
“Quedaremos huérfanos y más pobres”, afirmó la dirigente gremial, por lo que estiman que la única forma de mitigar este daño es que la municipalidad vuelva a la plaza, lugar que abandonó después del terremoto de 1939.
Thirys Orellana planteó este tema ayer a la intendenta Tohá y manifestó su confianza en que la máxima autoridad regional tendrá la altura de miras para acceder a la petición municipal.

Plebiscito


El médico socialista Edgardo Condeza Vaccaro expuso ayer como invitado en el Directorio Urbano los principios que motivan a promover el plebiscito, para permitir la democracia directa. Indicó que su movimiento está dispuesto a organizar una consulta ciudadana sobre este tema y planteó como fecha tentativa el 19 y 20 de enero de 2007.
Indicó que aunque exista consenso entre los arquitectos y urbanistas respecto a que la municipalidad debe volver a la Plaza Independencia, señaló que lo más conveniente es consultar directamente la opinión a la ciudadanía.Aseguró que este resultado dará una “fuerza moral” muy grande a la posición que resulte mayoritaria y el gobierno no podrá desoír la voz del pueblo.


*EL SUR, sábado 16 de diciembre de 2006

Edificio frente a plaza

Van Rysselberghe intensifica lobby por la Intendencia

Alcaldesa de la comuna aclaró ayer que no le interesa la propiedad del edificio que desocupará la Intendencia frente a la plaza.


El plebiscito del 26 y 27 de enero se realizará en varios locales que se habilitarán en Concepción. Así lo explicó la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe, junto a Edgardo Condeza, frente al edificio que pretende ocupar a contar de marzo de 2007.
Frente al edificio que pretende ocupar desde marzo del próximo año, la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe hizo ayer un llamado al gobierno y a la intendenta María Soledad Tohá a reconsiderar su petición de traspaso del edificio de la Intendencia, cuyo tercer piso será desocupado a contar de marzo de 2007, con el traslado del Gobierno Regional al nuevo Barrio Cívico.
La jefa comunal aclaró que no persigue un interés económico ni patrimonial para la Municipalidad de Concepción, que no está solicitando la propiedad del inmueble del número 442 de Aníbal Pinto, ni tampoco el usufructo por los arriendos de los locales comerciales del primer piso.
Añade que sólo le interesa que el municipio recupere su lugar frente a la Plaza Independencia, que ocupó históricamente y hasta el terremoto de 1939, para lo cual basta que se le entreguen en comodato algunas oficinas que desocupará la Intendencia, sin que sea necesario afectar otros servicios públicos que funcionan allí.
En el encuentro con los periodistas también participó el presidente del Movimiento por la consulta y los derechos ciudadanos, Edgardo Condeza Vaccaro, quien explicó que el plebiscito que se realizará los días viernes 26 y sábado 27 de enero se realizará utilizando el padrón de los inscritos en los Registros Electorales de la comuna de Concepción, que suman 95 mil personas.
Consultada de por qué no permitía que votaran ciudadanos de toda la región, la alcaldesa explicó que existe un impedimento legal que le dificulta destinar recursos municipales para beneficio de habitantes de otras comunas.
Aclaró que los costos de la consulta serán menores: útiles (material de imprenta y lápices), horas extras a funcionarios y difusión, por lo que en la sesión extraordinaria que se realizará a las 12.30 horas de mañana solicitará la aprobación del consejo para esos recursos.

Ortiz: concejal y seremi

En la sesión del concejo municipal de mañana no se prevén mayores sorpresas, porque los concejales de todos los partidos han manifestado su apoyo a la idea de retornar a la Plaza Independencia.
La única duda es el concejal DC Alvaro Ortiz Vera, quien ha manifestado sus aprensiones en opinar de un tema que le corresponde decidir a su medio hermano, Mauricio Ortiz Solorza, quien es el Secretario Regional Ministerial de Bienes Nacionales (ambos son hijos del diputado José Miguel Ortiz).
La concejala DC Pamela Santos afirmó que no es efectivo que la Concertación posea una opinión sobre este tema, ya que no ha sido discutido en instancias políticas locales.
Agregó que lo que existen son algunas opiniones de funcionarios públicos, pero insistió en que no es conveniente politizar este tema, que debe ser sólo de interés para la ciudad. Personalmente, manifestó que lo razonable es que sea el municipio el que vuelva a ocupar este espacio, frente a la Plaza Independencia.

“Decisión es prematura”

Para el jefe de División de Análisis y Control del Gobierno Regional, Oclides Anríquez, esta discusión no debería estar produciéndose ahora, porque se trata recién de la primera fase del traslado hacia el Barrio Cívico, que involucra a la Intendencia y al Consejo de Gobierno Regional (Core).
Con este traslado que se producirá en marzo de 2007 quedará desocupado el tercer piso de la Intendencia y las oficinas que ocupa el Core en el edificio Torre Lígure (que arrienda) como también las del edificio de Caupolicán, entre O’Higgins y San Martín, que son propiedad del Serviu.
Sin embargo, aclaró, en el cuarto piso de la Intendencia seguirán las oficinas de las secretarías regionales ministeriales de Planificación y de Gobierno, de la Unidad de Análisis y Control y de la Subdere; mientras que en el quinto piso está la Seremi de Hacienda, en las oficinas que a fines del año pasado desocupó Sectra.
Oclides Anríquez señaló que aunque el edificio de la ex Estación posee 7.169 metros cuadrados, es necesario considerar que casi todo el primer piso será destinado a salón de actos, donde se ubica el mural de Gregorio de la Fuente y algunas oficinas de la seremi de Gobierno.
El Barrio Cívico completo, con todos sus edificios, será terminado en el próximo gobierno, por lo que es una “decisión prematura” disponer hoy de todo el edificio que ocupa la Intendencia, afirmó Anríquez.


*Diario EL SUR, miércoles 20 de diciembre de 2006.

Aprobado por cinco votos a tres

Plebiscito por Intendencia encendió sesión de concejo

En una acalorada reunión, concejales de la Concertación criticaron polémica de alcaldesa con intendenta Tohá y falta de información sobre consulta.


Una dura discusión se registró ayer en el concejo municipal penquista, donde se votó por la realización de una consulta ciudadana para abordar el tema del edificio de la Intendencia.

Por Nello Rolleri V.

La discusión por el edificio de la Intendencia encendió ayer las pasiones en la sesión extraordinaria del concejo municipal penquista.
Lo que se preveía una tranquila reunión, que se inició a las 12.30 horas, por el consenso previo de los concejales respecto a la petición de la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe para ocupar el actual edificio de la Intendencia después de su traslado en marzo de 2007, se transformó en un duro debate por la consulta ciudadana que se realizará los días 26 y 27 de enero de 2007.
La consulta fue finalmente aprobada después de más de dos horas de discusión por seis votos a favor: Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Enrique van Rysselberghe (UDI), Christian Paulsen (RN), Pamela Santos (DC), Patricio Lynch (UDI) y Fernando González (UDI).
Se abstuvieron Andrea Aste (PPD) y Alvaro Ortiz (DC). Se retiró antes de la votación Juan Ignacio Ugarte (DC).
La alcaldesa indicó que el tema está regulado por una ordenanza que se dictó el año 1999, durante el período de Ariel Ulloa, en que se consultó a la comunidad por la privatización del agua potable.
Explicó que recogió el planteamiento de Edgardo Condeza Vaccaro, de que el tema debía ser resuelto por una consulta ciudadana porque, a su juicio, “no debiera ser un tema que se politizara y se personalizara, sino que debe ser un tema de ciudad”. Ugarte afirmó ser partidario de que el edificio de la Intendencia pase a la municipalidad, sin embargo, criticó la “forma en que se ha conducido esta discusión” y planteó que a su juicio un plebiscito debería ser regional y no sólo comunal.
Ortiz afirmó que “siempre me la he jugado” para que el municipio vuelva a la plaza, pero criticó que la alcaldesa nunca haya solicitado una entrevista para discutir el tema con el seremi de Bienes Nacionales o con la intendencia y la acusó de falta de voluntad para buscar un entendimiento con la autoridad regional. También planteó que otros municipios de la región podrían reclamar su derecho a este edificio y destacó que la nueva municipalidad de Alto Biobío funciona en “dos mediaguas” adaptadas como oficinas.

Falta información

Una de las más duras con la alcaldesa fue Andrea Aste von Bennewitz, hija del recientemente fallecido ex alcalde, Guillermo Aste. La concejala espetó que “no entiendo por qué estamos reunidos aquí”, ya que la citación a reunión extraordinaria del Concejo sólo mencionaba el tema del plebiscito por el edificio de la Intendencia, pero no se le había entregado información mínima para tomar una decisión, criticó.
“Estoy absolutamente desinformada de lo que se va a decidir aquí”, reclamó la jefa del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud, quien respondió que no pudo asistir a la reunión del Directorio Urbano de la semana pasada, donde se discutió el tema, debido a su horario de trabajo como funcionaria pública. “La alcaldesa no ha informado cuánto le costará el plebiscito al municipio, ni qué otras preguntas se formularán”, cuestionó. También advirtió que no conoce si hay algún informe técnico que señale qué dependencias podrían trasladarse hasta el edificio de Aníbal Pinto 442 y cuál será el costo para la comuna de mantener ambos inmuebles.

“Basta” a afuerinos

La concejala Pamela Santos fue la única de la Concertación que votó favorablemente por la consulta, sin embargo, criticó también la “utilización mediática” de este tema por parte de la alcaldesa, ya que a su juicio los medios de comunicación deberían estar preocupados por otros temas mucho más importantes, como el desempleo en la comuna de Concepción. También planteó que “los penquistas debemos decir basta a las decisiones tomadas por afuerinos”, al referirse a las determinaciones sobre la ubicación y traslados hacia el Barrio Cívico, aunque no fue más explícita respecto a quiénes se refería.
El concejal Chistian Paulsen recordó que a principios de la década de 1960 el Diario EL SUR lideró una campaña de “defensa del solar histórico”, para evitar la venta del terreno que ocupaba la antigua municipalidad, dañada por el sismo de 1939 y demolida luego del terremoto de 1960, que ocupaba la esquina de Aníbal Pinto con Barros Arana. Planteó que ante esta oportunidad de recuperar ese lugar, frente a la plaza, se debían deponer las diferencias políticas.


*Diario EL SUR, viernes 22 de diciembre de 2006.

2 comentarios:

Danilo dijo...

Independiente de quien sea el (la) Alcalde (sa) y del partido en que milite, creo que el edificio de la Intendencia por un tema de ciudad debería pasar al municipio y que este funcione desde allí.

Julio-Debate Popular dijo...

Interesante Articulo. Saludos ,muy bueno el blog,lastima que dejaste de actualizarlo.

Acerca de mí